El valle del Jerte en todo su esplendor

En ocasiones me pregunto por qué extraña razón un destino espectacular y único como el Jerte nos pasa tan desapercibido a la mayoría solo por ser accesible y cercano. Y es que las maravillas que tenemos “A un tiro de piedra” parece que en ocasiones pierden su valor tan solo por esa ventaja.

Aproximarse a este pueblo del Norte de Extremadura es una experiencia única en la época de floración del cerezo. Cruzar este pequeño mar de flores produce una agradable y poderosa sensación al viajero, que le embriaga desde la llegada a su partida. A pesar de todo, bien es cierto que hay que prevér una visita al Jerte en esta época, ya que el número de alojamientos es limitado. Aprovechar la experiencia y vivirla con gente como tú puede ser una gran idea.

Valle del Jerte

Valle del Jerte

Si bien por sí mismos ya suponene un espectáculo grandioso que sorprenden y excitan los sentidos, los cerezos no son el unico atractivo de esta zona. Esta zona montañosa muestra diversos microclimas, lo que favorece la variedad vegetal que envuelve al visitante. Si a esto añadimos las cascadas que cruzan la topografía en su camino al río Jerte obtenemos un paisaje de ensueño que invita al paseo, la reflexión y la contemplación. Los numerosos miradores que salpican toda la zona nos mostrarán panorámicas generales de toda la belleza que nos rodea.

Es muy recomendable hacer una visita previa al centro de interpretación para disfrutar de las visitas con mayor conocimiento de causa. Ascendiendo por la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos encontraremos Los Pilones. En este excepcional paraje podemos recorrer el río a la vera de las excavaciones fluviales conocidas como “Marmitas de Gigante”, enormes pozas producidas por la erosión.

El paisaje lo completan especies de mamíferos como cabras, nutrias y gatos monteses, y aves rapaces como el águila real, la culebrera y el milano. Un cócktail perfecto de naturaleza y relax para unas pequeñas vacaciones mucho más cerca de lo que estamos acostumbrados.

Terraza Sarrau Beach, un paraíso tropical en plena montaña.

Está claro que en tiempos de crisis prima agudizar el ingenio, y nada más español que transformar el defecto en virtud con un toque de imaginación. En este caso se trata de darle un impulso a la utilización de uno de los telesillas, el ahora denominado “Telesilla del amor”.

Desde mediados de enero ademas de los habituales atractivos que nos brinda la estación de esquí de Cerler podemos disfrutar de un nuevo y original servicio, la terraza Sarrau Beach. En este pequeño pedazo de paraiso tropical simulado el esquiador encontrará palmeras y hamacas en plena nieve donde relajarse al sol y tomarse un merecido descanso y refrigerio.

De este modo, la combinación para singles solteros es redonda. Por una parte podemos tomar el agradable paseo con fantásticas vistas que supone la “Telesilla del amor” y cuando lleguemos al final decidir si compartimos un rato de relax y ágape con nuestro acompañante para conocernos mejor. Y digo esto porque no necesariamente tiene uno que subir en esta silla enamorado aunque sí que es posible que se encuentre en ese estado cuando baje.

El recorrido tiene la suficiente duración para que podamos hacernos una idea de si el hasta ahora desconocido que tenemos al lado nos resulta alguien interesante o incluso más que eso. Tomando como base esta idea la empresa Match.com celebrará el fin de semana del 20 al 22 de febrero el I Encuentro de Singles. En él los participantes tendrán una serie de juegos y actividades orientadas a conocerse y a disfrutar del día de esquí.

Una forma distinta de mejorar la situación de un telesilla que cada vez era menos utilizado y una manera original y agradable de pasar un fin de semana single diferente.

Fuente: Aramón Cerler.

La puerta del infierno

En Uzbekistan existe un lugar llamado “La puerta del infierno” Su origen está en una búsqueda de gas de un grupo de geólogos hace 35 años, cuando encontraron una caverna subterránea llena de gas, tan inmensa que nadie se atrevió a penetrarla, decidieron prenderla para que el gas venenoso se consumiera siguiendo un proceso normal de prospección. La anormalidad está en que lleva 35 años ardiendo y tiene para mucho más tiempo. Aquí os dejamos unas fotos impresionantes del lugar. ¿Os atrevéis a atravesar estas puertas?

puertainfierno