El complicado e incomprensible mundo de los vuelos y las compañías aéreas (I)


El mundo de los vuelos es de lo más complicado, ilógico e incomprensible que hay.

Yo, que llevo muchos años en esto me desespero como cualquiera porque siento hay muchas cosas que parecen totalmente absurdas o sin sentido… Pero como “ellos” (las aerolíneas) ponen las reglas, es como las lentejas… o lo tomas o lo dejas. En ViajarSolo.com tenemos unos compañeros que se dedican exclusivamente al tema vuelos, precisamente por su complejidad. Voy a intentar explicar un poco como es ésta, para nosotros, ilógica manera de funcionar, porque es algo que genera muchas dudas, siempre se cuestiona y cuesta comprender.

Los precios de los vuelos, como se sabe, cambian continuamente -yo siempre digo que es algo parecido a la bolsa, pero con menos referentes-, y nunca sabes lo que te vas a encontrar ni lo que puedes tener dentro de 10 minutos. Lo poco que se, tardaría mucho en explicárselo a nadie, porque es, como te digo… un cúmulo de lo más raro que a nadie se le pudo ocurrir inventar, así que intentaré centrarme en lo fundamental para ayudaros.
¡Vamos por partes!

El misterio de las clases aéreas

Todas las compañías tienen los asientos de sus aviones clasificados alfabéticamente, con letras del alfabeto, y con X plazas en cada una de estas letras. El número de letras utilizadas y los asientos a cada una, es algo que cada aerolínea define y determina, no es algo fijo, y es lo que se llaman CLASES AÉREAS. Por poner un ejemplo, algo así:

A – 150 plazas
B – 90 plazas
C – 50 plazas
D – 15 plazas
E – 5 plazas
F – 5 plazas
G – 2 plazas

Estas serían las diferentes clases de esta aerolínea imaginaria, la clase A, la B, la C…

Ahora, a cada una de esas letras, le ponen un precio. El precio más caro para las que más tienen, y el más barato para las que menos. ¡Y a vender!

¿Qué pasa entonces? Ves una oferta de un vuelo que te sale por 100 euros, y compras 2 billetes. Resulta que ese precio era la clase “G” del ejemplo, con lo que ya no hay más a ese precio, y salta a la siguiente, por tanto el siguiente que lo mire, el precio más barato que encontraría sería en clase “F” a 150 euros, por seguir con el ejemplo. Y así progresivamente.

Pero entonces te preguntas, por qué a veces un vuelo hace 2 meses costaba barato, luego subió, y más tarde vuelve a estar barato?

Digamos que es algo así como que si las plazas por lo que sea no se confirman (por previsiones, por reservas de grupo de agencias de viaje, por cupos de touroperación, por mil cosas!!), “se liberan”, es decir, se vuelven a poner a la venta, asignando las clases y los precios que “ellos” consideran convenientes.

Es decir, si la compañía aérea ve que no está vendiendo las plazas que tiene estimadas, puede “abrir” más clases, es decir, poner más o nuevas plazas en los precios más bajo (y con su letra correspondiente).
Claro, al revés también puede pasar, que se van “cerrando” clases, es decir, que cada vez quedan menos plazas más económicas y quedan el grueso de las de precios más altos.

Y además como las reservas de los vuelos se hacen de tantos sitios y formas en todo el mundo a la vez, durante las semanas de trabajo se generan miles de reservas… algunas se desbloquean, desaparecen, se cancelan… con lo que determinados días puede haber nuevas plazas que hace 2 días no tenías. O al contrario, que un día tienes muchas plazas “baratas” y vas a reservar 1 hora (o menos, el tiempo que tardas en avanzar la reserva en la propia web) después y ¡no queda nada!. No es que sea un engaño, es por este motivo: pensad que son miles de personas a la vez, en cualquier parte del mundo, reservando y comprando billetes de avión! El que primero paga, se lo lleva!

Ahora que sé esto de las “clases” ¿son mejores unas que otras?

No, los asientos son exactamente los mismos dentro de las categorías del avión (todos los turista igual, los business, los primera, los executive…).

De hecho, es frecuente que tú puedas haber pagado 50 euros por un vuelo, y el señor que tienes a tu lado justo, o delante, haya pagado 300. Esto me ha pasado a mí en concreto, con unos amigos (yo por suerte pagué el barato) comparando los precios y la verdad… gracia no hace mucha, pero… ¡¡Es lo que hay!!

Continuará…


Un comentario a “El complicado e incomprensible mundo de los vuelos y las compañías aéreas (I)”

  1. Alejandra Álvarez dice:

    Me encanta <a href="http://www.1001consejos.com/tips-para-viajar-solo/">viajar solo</a> Ya lo hice muchas veces en mi país y lo pasé muy bien! Fué genial !! Aún no he viajado al exterior sola pero apenas lo haga les cuento como fué la experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.